¿Cómo orar por la Traducción

de la Biblia?

 Formas de interceder paso a paso.

 

 

Abriendo caminos

 

La traducción de la Biblia exige un compromiso a largo plazo y requiere asimismo de un constante respaldo en oración de principio a fin. Sin embargo, los traductores han dado cuenta de que las dificultades más puntuales parecen surgir cuando una traducción se acerca al final. Algunos problemas se deben a la debilidad humana y al pecado. Otros pueden ser simplemente fallas mecánicas o eléctricas. Algunos problemas pueden ser espirituales o tener un componente espiritual. Pero todas estas dificultades se pueden superar con éxito cuando los cristianos de todo el mundo apoyan la traducción de la Biblia a través de la oración constante. Gracias por su arduo trabajo de oración.

 

Apoyando a los obreros

 

Oremos por vigor y salud para los traductores, sus compañeros, familiares e hijos. Oremos que las tareas administrativas, las licencias y otras tareas urgentes puedan ser programadas de modo tal que no reduzcan la velocidad de la traducción de la Biblia. Oremos por las finanzas para apoyar a los traductores, para pagar sus gastos y para publicar libros y grabaciones. Oremos para que el cuidado de sus padres ancianos, la educación de sus niños y otras prioridades familiares no sean descuidadas.

 

Términos Claves

 

Términos Claves son aquellas palabras que expresan conceptos teológicos claves en los textos bíblicos, y que se repiten a lo largo de toda la Biblia. Por ejemplo: pecado, gracia, fe, etc. Decidir cuál es la mejor opción para referirse por ejemplo al "Espíritu Santo" como Dios, también es un asunto clave, ya que cada cultura conoce el mundo de los espíritus, pero necesita saber cómo el Espíritu de Dios es diferente a los demás. Oremos que Dios guíe a los comités de traducción; que puedan llegar a un consenso sobre la redacción, ortografía (cómo escribir el idioma) y la impresión. Oremos por las decisiones finales sobre los principales términos claves, de modo que sean aceptables para toda la comunidad.

 

Comprobación y chequeo

 

Oremos que siempre haya nativo-hablantes disponibles para proporcionar información proveniente de la comunidad acerca de las Escrituras traducidas. Las pruebas de una traducción se hacen con individuos o con grupos que no hayan tenido una exposición previa al texto traducido. Quien realiza la comprobación formula preguntas sobre la naturalidad de la redacción y la comprensión del oyente, tanto de los hechos básicos como del significado general, en un contexto más amplio del párrafo o del evento descrito. De esas respuestas el traductor capta las partes que necesitan más ajustes, antes de que el consultor le de una revisión final.

 

Revisión y Consultoría

 

Oremos que haya suficientes consultores capacitados para que las Escrituras traducidas no se retrasen a la espera de una aprobación final. El consultor junto al equipo ahondan en la traducción realizada, comprobando su exactitud, claridad y naturalidad, buscando también posibles omisiones, ideas extrañas o malentendidos. A medida que más traducciones comienzan, en algunos lugares la falta de consultores hace que se demore su aprobación definitiva.

 

Edición y Producción

 

Oremos por los correctores, que logren captar y corregir los errores para que las Escrituras traducidas sean fáciles de entender. Los tipógrafos a veces trabajan con idiomas que ellos mismos no conocen. Oremos por precisión en su trabajo. Oremos para que todas las computadoras, fotocopiadoras, impresoras, micrófonos y equipos de sonido para producción audiovisual, así como los discos de almacenamiento y cualquier otro equipamiento necesario, funcionen sin fallas. Oremos por las Escrituras que se están imprimiendo, la encuadernación, el entintado y los procesos de compaginación; que las impresoras tengan un buen funcionamiento. Oremos para que los resultados sean bien utilizables, que se editen libros claros y duraderos.

 

Impresión y Distribución

 

Oremos que el papel para la impresión pueda estar disponible cuando llegue la copia lista para la imprenta. Oremos por el correo y el envío, que no haya daños o pérdidas durante el transporte, ni demoras injustificadas en las aduanas. Oremos por protección sobre los manuscritos. Un traductor perdió la única copia del Evangelio de Marcos en el sistema de equipajes del aeropuerto de Nueva York. La gente oró, ¡y lo recuperó!

 

 

Extraído del Boletín Semanal de Oración de www.wycliffe.net

 

Consulte por la guía: “Cómo orar por la Alfabetización y el Uso de las

Escrituras traducidas”