¿Cómo orar por la Alfabetización

y el uso de las traducciones?

Formas de interceder paso a paso.

 

 

Comprensión

 

Oremos para que aquellos que se desempeñan en roles de liderazgo a nivel internacional, nacional y regional comprendan cómo la alfabetización en lengua materna fomenta un sólido desarrollo de los pueblos. Además, esto consolida el reino de Dios en la tierra, al ver crecer en los pueblos la sana autoestima y el valor propio que tienen como seres humanos. Asimismo la gente descubre cómo pueden contribuir al bien común.

 

Interés

 

Oremos también para que la gente sienta un genuino interés en la lectura, especialmente en la lectura del texto bíblico. El conocimiento que proviene de la Palabra de Dios conduce a una comprensión clara de la santidad de Dios, de su amor y de su plan para la vida de cada persona.

 

Entusiasmo

 

Oremos por suficientes alfabetizadores que fomenten la lectura, para que de ese modo se releve a los traductores al culminar la traducción. Roguemos que haya un genuino entusiasmo entre el pueblo para la culminación y la publicación de las Escrituras traducidas, de modo tal que anime e impulse a los traductores a no claudicar.

 

Relaciones estratégicas

 

La labor de alfabetización implica relacionarse con los gobiernos a nivel local y nacional, así como con ONGs (organizaciones no gubernamentales) para colaborar en la preparación de programas y materiales educativos multilingües para uso en escuelas primarias. Oremos que se abran puertas y se afiancen las conexiones divinas para que los proyectos tengan el debido alcance e impacto, social y espiritual.

 

Enseñanza multilingüe

 

Los alumnos que asisten a escuelas con enfoque multilingüe, enseñando materias y lectura en lengua materna –en especial los que comienzan desde el jardín de infantes– muestran de un 90% a un 100% de aprobación sobre el final de los exámenes de la escuela primaria. Normalmente las escuelas que no usan la lengua materna como medio de enseñanza en los primeros grados, presentan un máximo de 50% de aprobación. Oremos que este criterio sea bien recibido por parte de aquellas comunidades donde además se está traduciendo la Palabra de Dios, en especial por parte de las autoridades civiles y los líderes comunitarios.

 

 

Creatividad literaria

 

Si bien la Biblia es el libro más traducido, y resulta ser el primer texto publicado en la lengua materna de muchísimos pueblos del mundo, se requiere creatividad para que los lugareños publiquen libros de escritores locales. La producción literaria autóctona es vital para la lengua, como lo expresa una destacada misionera especializada en alfabetización: “Hace falta inspiración para que los pueblos ya alfabetizados puedan crear su propia biblioteca de historia, leyendas, vida cotidiana, costumbres, música, etc. Es menos probable que un idioma muera no solo dónde hay alfabetización, sino también una buena selección de textos escrito en su propia lengua.”

 

Continuidad y Asunción

 

Una alfabetizadora experta, querida y muy respetada, expresó: “Si alguien empuja y empuja, y finalmente  pone a rodar una pelota, ¿cuánto tiempo sigue rodando después que quien la empuja deja de empujar? Aplicando este ejemplo a un programa lingüístico, los que empujan son a menudo un equipo de extranjeros y locales que trabajan conjuntamente en el análisis lingüístico, la alfabetización y la traducción de la Biblia. Uno de los puntos culminantes es la dedicación de la Biblia o del Nuevo Testamento. A menudo es en ese momento cuando los extranjeros creen que ya han hecho lo suficiente, y dejan de empujar”. Oremos para que el impulso siga rodando de modo tal que los lugareños tomen la iniciativa, alfabetizando y produciendo literatura autóctona y multilingüe para las nuevas generaciones.